Hoy Es Arte, Spain

May 14 2011

Investigaciones y fenómenos artísticos en el CA2M

El CA2M (Centro de Arte Dos de Mayo) de Móstoles (Madrid) acoge desde hoy y hasta el 9 de octubre Estación Experimental. Investigaciones y fenómenos artísticos, un proyecto expositivo que explora cómo el arte y la ciencia imposible se acercan y entrecruzan.

No es una muestra al uso sobre las relaciones entre arte y ciencia. No se detiene en un análisis minucioso del conjunto de la ciencia, sino que desplaza su atención hacia lo inverosímil o, como mínimo, lo improbable. El proyecto se detiene en el "cortocircuito" que generan los cruces de las ficciones teóricas con las ficciones estéticas, y que resulta en un territorio de nadie en el que se inventan nuevas reglas.

29 artistas, cuatro apartados

La exposición muestra la obra de 29 artistas cuyas prácticas comparten con la investigación científica motivaciones, búsquedas y horizontes imposibles. Las obras se agrupan en cuatro apartados: Artefactos y mecanismos, En el laboratorio, Trabajo de campo y Perdidos en el espacio.
Los artistas presentes en la exposición son Julio Adán, Guillem Bayo, Alberto Baraya, Luis Bisbe, Ingrid Buchwald, Carlos Bunga, Caleb Charland, David Clarkson, Björn Dahlem, Karlos Gil, Faivovich & Goldberg, O Grivo, João Maria Gusmão y Pedro Paiva, Lyn Hagan, Ilana Halperin, Kiluanji Kia Henda, Esther Mañas y Arash Moori, Milton Marques, Alistair McClymont, Rivane Neuenschwander y Cao Guimarães, Jorge Peris, Paloma Polo, Rubén Ramos Balsa, Conrad Shawcross, Ariel Schlesinger, Alberto Tadiello, Jan Tichy, Ben Woodeson y Raphaël Zarka. Cinco de ellos presentan obras producidas especialmente para esta exposición del CA2M.

Elementos compartidos

Las prácticas artísticas y científicas comparten un buen número de motivaciones, búsquedas y horizontes imposibles. Ambas arrancan de la investigación minuciosa de la realidad. Ambas necesitan paciencia, perseverancia, humildad e intensidad. Ambas arrinconan las teorías y las prácticas que les preceden, dejándolas para su estudio como legado del pasado y superponiendo las nuevas obras (de arte) o teorías (científicas) como las pruebas válidas del pensamiento contemporáneo.

Ambas se basan a partes iguales en la observación, la especulación, la predicción y la experimentación. Ambas pueden acabar en la más absoluta abstracción, proponiendo soluciones que cuestionen o contradigan la experiencia cotidiana. Ambas son abiertamente políticas, involucrándose en aquello que constituye la esfera compartida de lo público. Ambas pretenden cambiar el mundo y (a veces) lo consiguen.

De igual manera hay muchos elementos que no comparten. La ciencia dice buscar la certeza; el arte hace tiempo que ha renunciado a todo intento de acercarse a cualquier verdad y rechaza el método. Las nociones de hipótesis, experimento y teoría son muy diferentes en ambos. En arte, el experimento (la obra) e incluso el proceso se convierten en los ejes del pensamiento que genera.

Tras su paso por el CA2M, esta exposición viajará a LABoral (Centro de Arte y Creación Industrial de Gijón), donde permanecerá del 28 de octubre al 9 de abril de 2012.

Espacio imaginario

Estación experimental se fija en un espacio imaginario. No se detiene en un análisis minucioso del conjunto de la ciencia. Huye de identificar ciencia con sofisticación tecnológica: casi todo lo presente en la exposición raya el bricolaje doméstico. Desplaza su atención hacia lo inverosímil o, como mínimo, lo improbable. Muestra cómo el arte y la ciencia imposible se acercan y se entrecruzan en ese espacio intersticial de lo quimérico, cómo los cruces de las ficciones teóricas con las ficciones estéticas generan un cortocircuito de consecuencias imprevisibles.

Los trabajos incluidos en la exposición desafían las expectativas del espectador al cuestionar las lógicas que el sentido común aplica a nociones como gasto, esfuerzo o riesgo tanto en el arte como en la ciencia. Proponen soluciones complejísimas para problemas inexistentes.

Se muestran situaciones en las que lo absurdo entronca con lo cotidiano, amplificando las percepciones de la realidad hasta hacerla grotesca. Los juegos de ida y vuelta, las confusiones de uso o material y, en general, la insistencia en afirmaciones que sabemos, a priori, que probablemente no son ciertas constituyen la materia prima de Estación experimental.